Curiosidades Lingüísticas del español

Extractos de El Gran Libro de las Curiosidades Lingüísticas, compendio de contradicciones de la lengua y guía de recetas bajas calorías para el usuario coreano con sobrepeso.

El Doctor Borocoteaux ejercitándose

Con el motivo de celebrarse la Primera Feria del Audiovisual para el Sordomudos no Videntes en la ciudad de Bella Vista, PZI, en un esfuerzo de producción sin precedentes, se enorgullece de presentar al afable lector, un extracto del Gran Libro de las Curiosidades Lingüísticas , del Doctor Eduardo Lorenzo Borocoteaux.

(El Dr. Borocoteaux insiste en negar la autoria de este texto y aclara a los lectores que cualquier semejanza con la realidad esta en mano de sus abogados. Sin embargo, PZI va al frente y, haciendo gala de la pluralidad democrática que lo caracteriza, intenta demostrar que sabe de la utilización de las lenguas, escarbando en los recovecos del intrigante manuscrito, acaudalado meollo del saber enciclopédico y fuente de los diuréticos mentales necesarios para consumir esa naranja que, formada por la pulpa del saber, contiene en el aburrimiento, a la semilla del conocimiento

¡Salud!)

En el discurrir de la vida cotidiana podemos encontrar multitud de expresiones que adornan la lengua castellana, fortaleciéndola como el agua fortalece el sauce llorón a la vera de los ríos.

Sin embargo, como es evidente para cualquier individuo común con un post grado en lingüística comparada gramatical, descubrimos muchas veces contradicciones evidentes que, por el uso extendido que tienen, pasan desapercibidas. Es la tarea de este autor por medio de este libro, nombrar sólo algunas de ellas para llevar, por un lado, luz a los lectores y por el otro, moneda de curso legal a mi cuenta.

El caso de los jueces y la contradicción judicial.

Como conocerá el lector, por motivos ajenos a esta publicación, en reiteradas oportunidades he tenido que comparecer ante juzgados en lo penal, en lo comercial y en lo civil, con dispares resultados: algunas veces he salido sobreseído de la situación en la cuál se me inmiscuía y otras veces no me ha alcanzado el dinero. Sin embargo siempre llamó mi atención el hecho de que cuando un juez, y esta es la primera de las contradicciones lingüísticas que quiero destacar, emite juicio sobre un asunto particular, digamos por ejemplo el plagio de una novela, o la sustracción de gallina seguida de muerte, se dice que el magistrado ha fallado o que ha emitido su fallo.

Comprenderán entonces el estupor de todo aquel involucrado, cómo yo mismo lo he sido, que tiene que observar impávido como el jurado reconoce abiertamente que esta por fallar y no obstante ello, falla y pide que su yerro sea leído, publicado y archivado.

Damos por sentada la integridad de los señores jueces lo que nos induce a pensar que en realidad no están fallando sino que están acertando al pronunciarse. Lo que nos indica que cuando un juez dice que acierta, en realidad esta fallando. Entonces escuchamos declaraciones, en los medios periodísticos por ejemplo, de abogados que dicen el juez acertó con el fallo. Es como decir que se secó con el agua o que se iluminó con la oscuridad.

Los señores magistrados entonces, poseen la capacidad de decirle a sus mujeres, fallé al casarme contigo para intentar verse recompensados con una noche de sexo salvaje con sus concubinas o expresarles a los agentes del orden acerté al copular con esa/e/o travesti y, para darle más peso aún a su declaración, me arrepiento de mi acierto o me alegro de mi fallo.

Evidentemente, no deja de asombrar el hecho de que a todo el poder judicial, básicamente se le esta pagando por sus fallos. Comprenderá ahora, estimado lector, que poseo una fortuna en potencia.

Al reflexionar sobre esto viene a la mente la figura de oxímoron que es aquel recurso literario que se encarga de oponer dos palabras en una construcción poética o literaria. Por ejemplo al de decir “había un silencio ensordecedor”, o  “era una mujer callada”,  se está utilizando esta figura literaria, digna de los poetas más loables.

Todo lo anterior nos lleva a entender en una dimensión mucho más profunda el sentido de la justicia y deja abierta la puerta a la creación de toda una nueva rama del derecho, la justicia poética.

Lo que me lleva a pensar:  los escritores, ¿tienen al día su licencia poética?

Como dice al adagio errar es humano,  pero sólo a los jueces se les paga  por sus fallos.

Las bodas y la filosofía de la enfermedad velada (sólo si la novia utiliza el velo)

Un velo a la derecha por favor...

Un velo a la derecha por favor...

Anteriormente, al referirme a la contradicción judicial, mencioné que con relativa asiduidad he visitado distintos fueros penales por motivos judiciales. El principal motivo que me ha llevado a visitar estos despachos ha sido el matrimonio con las dos caras de su moneda: el casamiento y el divorcio. Notemos nuevamente lo rico de la lengua española, las dos caras de la moneda del matrimonio son el casamiento y el divorcio, quizas de las dos acciones más caras de la historia de la humanidad.

Pero no quiero dedicarme al divorcio (lo que me recuerda: Roxana ya esta depositada la plata de la cuota alimenticia) sino al matrimonio esa institución tan criticada últimamente.

Cualquiera que haya pasado por las oficinas del registro civil para observar una boda, notará que el juez de paz se refiere a los novios como “los contrayentes”. Curiosa manera de referirse a los interesados en la boda, ya que la lengua tan sólo reconoce tres especies que pueden ser contraídas por el ser humano:

  • Se puede contraer matrimonio, como lo hemos venido anunciando.
  • Se puede contraer una enfermedad terminal.
  • Se puede contraer una deuda impagable.

Si intentamos clasificar estas especies, observamos que en el caso de las dos ultimas, se desprende cierta nocividad para los ciudadanos. Contraer una enfermedad, es una suplicio que nadie desea. Contraer una deuda puede significar la pérdida de los derechos de autor de un libro sobre las contradicciones de la lengua española, pero eso es otro tema. Notemos la coincidencia nociva que implica la acción de “contraer”. No es un ejercicio de misoginia suponer entonces que contraer matrimonio es un acto nocivo para las personas como lo es contraer una enfermedad o contraer una deuda. De hecho, para terminar con una infección es necesario de un profesional al que se llama “Doctor”. Para terminar con un matrimonio también hace falta un doctor y mucho dinero.

Por lo expuesto anteriormente queda demostrado que hay que cuidarse de aquello que se contrae: de las deudas, de las enfermedades y del matrimonio. Mujeres del mundo, no se sorprendan entonces al notar que al hablar de casamiento, a sus novios se les contraiga… la humanidad.

La habilidad del hombre. La del mono.

(AQUÍ VENÍA UNA FOTO DE UN SIMPÁTICO MONO PERO WORDPRESS NO ME LA DEJA SUBIR.

¿MONOFOBIA? ¿TEMOR A LOS MONOS O TEMOR A UNA SOLA COSA?)

Aquellos entendidos en un tema, que dominan ampliamente una disciplina o que comprenden los aspectos más oscuros de un área del saber, reciben muchas denominaciones en la lengua castellana: expertos, científicos, eruditos,  etc.

Sin embargo hay un título, utilizado ampliamente por locutores de TV y presentadores de radio, que no deja de llamar al asombro.

Supongamos que nos encontramos observando la televisión en una tarde brumosa en la ciudad de Venado Tuerto. En la pantalla se suceden las escenas de la cruda programación actual: vedettes con poca ropa, mujeres con poca ropa, muchachas con poca ropa. Sin embargo, en un vuelco que hará las delicias del rating de la tarde, el presentador se apresta a introducir en la arena a un acróbata afamado. Entonces, impostando su voz, anuncia al maravilloso, al increíble, al mágico, al eximio acróbata Tito Langosta.

Analicemos un poco la palabra separándola en 2 partículas:

Ex: prefijo que indica una condición pasada que ya no es la actual. Forma abreviada de referirse a esa perra que se lleva la mitad cuando se va.

Simio: mono, macaco, forma que tienen los fanáticos adinerados del Boca Juniors de referirse al golero Navarro Montoya.

¿Se está intentando señalar que el acróbata antes era mono y ya no lo es más? ¿Si decímos que alguién es un eximio chofer, queremos decir que maneja como la mona? ¿Si se trata de un amante eximio, estamos ante un personaje que sólo encuentra amor en “la del mono”?

Otra vez más la lengua nos sorprende por su crudeza y su contradicción.

Yo, querido lector, que me considero eximio en amplios campos del saber, no dejo de sentirme como la mona ante semejante revelación.

Eduardo Lorenzo Borocoteaux,  editado por Roberto Lástima.

ENFERMEDADES NUEVAS ASOLAN A LA TIERRA

ESPECIAL PARA NUESTROS TEMOROSOS LECTORES

ENFERMITOS

ENFERMITOS

La crisis de la fiebre porcina ha desatado una verdadera locura higiénica en nuestro país que, lejos de descender, parece incrementarse cada vez más. Hordas de fanáticos del jabón, el alcohol en gel y las toallitas desinfectantes, atacan los estantes de cualquier Farmacity y depredan las existencias.

El gobierno, siempre con los reflejos bien calibrados ha decretado reducir las actividades nocturnas (cómo si el virus se transmitiera sólo de noche) y ha decretado asuetos sanitarios que fueron acatados sólo en el sector público, donde parece concentrarse todos los inmuno deprimidos.

Esta nueva obsesión por la limpieza es, de por sí, algo muy bueno ya que ante la nueva ola de enfermedades que enfrentamos, vamos generando en la población el hábito de la limpieza.

Sin embargo, la OMS ha advertido que existen, además de la gripe del cerdo nuevas enfermedades que no se verían disminuidas con tan solo lavarse las manos y ventilar los ambientas.

PZI en un acto de conciencia social, le trae al estimado lector, ideal para el bolsillo del caballero o la cartera de la dama, la lista de las  enfermedades que están haciendo furor en Europa y que tendremos en breve en Sudamérica.

La gripe corsaria:

Corsario

Corsario

Se trata de una vieja enfermedad de viejos piratas del viejo mundo. A la normal fiebre que se asocia a la gripe súmele el deseo de beber ron a todas horas y un extraño ronquido similar al “yarrrrgh” y tendrá la gripe que hace furor en la zona caribeña. Peligrosa porque puede llevar a complicaciones derivadas de los accesorios como la terrible fiebre negra del loro e infección por astillas de madera de su pata de palo.

El mal de Richard-Dean-Anderson:

Extraña enfermedad sicopática que consiste en tratar de arreglar todo con lo mínimo posible. Como dice el adagio “el que tiene un martillo en la mano cree que todo es un clavo”. El infectado se ve impelido a realizar reparaciones desopilantes con elementos que no fueron diseñados para el fin que se le quiere dar: reemplazar la pata de un sillón por un lemon pie, cambiar una lamparita por una bombucha plena de agua, agregarle un cooler a la PC basado en el giro de un hámster en un a rueda, entre otros, son algunos ejemplos  de este mal. Puede causar heridas graves al tocar temas como la electricidad hogareña o la plomería.

El síndrome Coppola-Jackson o el mal del “hijo del viento”:

Son of the Wine?

Son of the Wine?

Indicado como el “destruidor de napias”, este síndrome se caracteriza por la compulsión del enfermo de aspirar todo polvo que encuentre a su paso. Raticidas, tizas pulverizada, harina, azúcar,  jugos Tang o Clight, etc. Etc.

El enfermo sufre, luego de la aspiración un estado de euforia similar al de cocainómano que se ve interrumpido por tos y, en el caso del consumo de harina, la expectoración de bizcochos o muffins (depende del estrato social y de la calidad del individuo)

Clásico de jugadores número once que juegan pegado a la raya y que aspiran el demarcado del campo de juego.

En avellaneda es conocido como el mal del Palomo Uzuriaga.

La tos confusa o el mal del chancho rengo:

chancho rengo metalero y peronista

chancho rengo metalero y peronista

Terrible flagelo de la zona de Siberia. Los afectados de este mal, tienden a entremezclar frases ofensivas mientras tosen. Generalmente lo hacen mientras hablan con otras personas y es normalmente como respuesta a un estímulo externo como un peinado ridículo o una mentira. Suele escucharse en los  bares de Siberia expresiones como

“cofcofcofcoirakospusilanocofcof”

(cofcofcfoquémalquetequedaesecortedepeloparecésunhurón) o

“cofcofcofnastrovianoskycofcof”

(cofcofvigilantecofcof)

Los peligros son la pérdida de amistades y el sincericidio.

La manuela loca o el síndrome masturbatorio anafiláctico solitario:

Cuquita con garfio

Cuquita con garfio

Terrible afección originaria de Brujas que se ha extendido a gran parte del mundo. También llamado el mal de las bolas secas, se caracteriza por un constate frotar en la zona inguinal tanto de hombres como de mujeres, que excita constantemente a los enfermos haciéndolos incapaces de proseguir con el transcurso normal de sus vidas.

Este mal puede confundirse en etapas tempranas de la adolescencia con el síndrome criollo de la “gallina degollada”, pero debe prestarse especial atención cuando los síntomas se repiten más de 3 veces por días, ya que con esa frecuencia no hay cuerpo que aguante.

No vale tirar al suelo los controles ajenos

No vale tirar al suelo los controles ajenos

La ira de Mascherano: síndrome que se ha comenzado a estudiar en Italia y que se ha extendido a la par del desarrollo de la consola playstation 2. Los afectados de este desorden, insultan, reprochan y hasta agreden al árbitro del Pro Evolution Soccer, cuando desarrolla su referato. De esta manera se vislumbra una evidente disrupción de la irrealidad en los enfermos ya que no dimensionan que el árbitro no es más que un montón de código informático, bombero a veces, pero no real al fin.

Se han visto varios casos de esta enfermedad en el país por lo que se espera una epidemia en breve.

Roberto Lástima

La manzana que inspiró a Newton habría sido la cola de su mujer.

newton después de pelearse con su Coifeer

Padre de la ciencia, enemigo de la celulitis

Londres, enviados especiales.

La famosa manzana que ayudó a Sir Isaac Newton a desarrollar su teoría de la gravitación universal, no sería otra que la cola de su mujer; según informó la prestigiosa revista de historia inglesa History and Porn.
Según la publicación a Newton no le habría golpeado el fruto del manzano mientras descansaba bajo sus ramas, sino que le habría impactado una generosa porción posterior de los glúteos de su mujer.
La señora del científico, conocida por la firmeza de sus carnes en su juventud, habría sufrido la influencia marcada de la gravedad a lo largo de los años, lo que llevó a su marido al desarrollo de la tan mentada ley.
El mal entendido se debería a que Newton, luego de divulgada su teoría y ante la consulta de uno de sus colegas, se refirió a la genial idea con estos términos: “se me ocurrió al notar la caída de la manzanita deliciosa que tenía mi mujer. Otrora firme, hoy por el suelo.”

Consultado por este pasquín, el secretario de prensa del Museo de Ciencias Naturales Oscar de Melli (La momia Blanca) comentó: “Ni en pedo. El culo de la mujer de Newton nunca fue firme, siempre estuvo por el suelo. Que no vengan ahora a decir que la vieja estaba buena de chica. Por lo que nosotros vimos ninguno la toca con un palo. Ni de joven, ni de vieja.”

La noticia, además de asombro, ha traído  polémica. La prestigiosa revista Mademoiselle Feminist ha presentado un recurso de amparo en la corte de La Haya, ya que asegura que el hecho de atribuirle poca firmeza a la cola de la señora de Newton es “de franco corte sexista. Es más– asevera la corresponsal de la revista en Argentina Ernesta “Nacha” Guevara- según nuestras propias investigaciones el descubrimiento no se debería a una manzana caída, sino que se trataría de una banana. La caída de la Banana de Newton habría sido silenciada por la conservadora sociedad inglesa para proteger a uno de los padres de la ciencia.”


Se viene abajo así (como la cola de una señora mayor) uno de los grandes mitos de la historia científica.


Héroes Anónimos: El cabo Saldaña, policía Espiritual

Hoy, gracias a las tratativas de nuestra editora, Dolores “Zaguanera” Moreno, tenemos el agrado de traer a este mundo (el mundo de las letras) a otro héroe anónimo.
Se trata del Cabo Jerónimo Saldaña, destacado funcionario de la policía Espiritual. Es autor, junto con otros  gendarmes de “Delincuentes espirituales: una guía rápida para entender el mundo de los pecadores” de la editorial RECEME.
El cabo Saldaña ingresó a las fuerzas paranormales en el año 2000 y desde ese día viene cumpliendo funciones en el escuadrón especial dedicado a la búsqueda de grandes infractores.
“A veces mi trabajo se hace duro– nos dice- pero siempre cuento con una mano del muchacho de arriba Y para los que quieren saber: afirmativo, Dios es argentino. Eso sí, su afiliación futbolística no se las pienso decir.”
El trabajo de Saldaña esta lleno de peligros, no sólo físicos también espirituales.
“Lo más difícil que me tocó vivir, lo pasé hace 6 meses. Veníamos persiguiendo a un Pai Sanador del Impenetrable chaqueño que estaba traficando milagros sin pagar a la AFIP. Lo teníamos rodeado pero el muy degenerado se metió en el baño de un conocidísimo restauran de comida rápida, ese que tiene los arcos superciliares dorados. Desde allí empezó a llamar a los espíritus chocarreros para que lo defendieran. Las almas en pena se posesionaron de la primera materia muerta que encontraron. Se imaginan el susto que nos llevamos cuando las hamburguesas empezaron a atacarnos. Lo peor es que ninguna mugía, como deberían haberlo hecho si fueran de vaca: 2 hicieron el ruido de una cascabel, una gritó “viva Evo morales” y la última dijo ser parte sobrante de la última cirugía de Luli Salazar (más precisamente parte de los labios(no aclaró cuáles))”
“A veces-
continúa el intrépido cabo– tenemos que afrontar la situación con lo que tenemos más a mano. Todavía recuerdo cuando, con la kipá del rabio Jackulowsky, exorcizamos a un taxista porteño que había sido poseído por el espíritu de César Luís Menotti y cada vez que el semáforo cambiaba, tiraba el achique con el taxi.”
Pero nada de esto desanima al funcionario policial, aunque reconoce que su labor es poco conocida.
“Son poco los que saben del trabajo que realizamos-dice apesadumbrado- ¿quién creen que se deshizo del Pitufo Enrique?¿Quién suponen que se sacrificó durante meses para quitar al zombie de Guido Süller de la TV? Es muy jodido levantarse a laburar cuando no te reconocen nada…”
Consultado sobre la existencia de algún caso de renombre en los próximos días, el cabo Saldaña aseguró que estaba trabajando en la aprensión de “cierto zombie sin cerebro, casi un cuerpo descompuesto, que se encarga de producir novelas para adolescentes que siempre transcurren entre huérfanos millonarios. Su captura es inminente.”

El cabo Saldaña, otro héroe anónimo.

Roberto Lástima.